La metamorfosis del dolor

Siempre intentando aparentar normalidad, con la mirada ausente inmersa en sus propios pensamientos y en el placer del tabaco.

Pero la delataba la extrema rigidez de su postura.

No puedo evitar lo que la vida hace conmigo, pero si puedo traducir el dolor en algo útil y bello.

Atravesaba, atravieso, momentos difíciles, confió en mi misma y en mi capacidad para afrontar lo que venga.

Soportar los pensamientos suicidas registrados sin una sombra de duda.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: