El mayor reto: Aceptar

La Fibromialgia es intensa, pero nosotras hemos demostrado, estamos demostrando ser mujeres valientes y arriesgadas, nuestro esfuerzo, tesón y valentía hace que nos  convirtamos en mujeres luchadoras, guerreras, aunque no lo vean, nosotros podemos sentirnos orgullosas de nosotras mismas.
Porque hemos aprendido a sobrevivir, aunque lo que queramos sea ¡vivir! Y salimos siempre fortalecidas.
Intento utilizar las plataformas para que se nos oiga, nos entiendan, comprendan, empaticen y ¡crean!
¡Animo a todos!
Gracias.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: